miércoles, 15 de octubre de 2014

Scouting: Málaga CF

Gusto por el buen fútbol. El Málaga CF ha delegado el deseoso retorno por el juego preciosista de la era Pellegrini a Javi Gracia. El descenso reciente con el Osasuna no contabilizó; sí sus ascensos con Cádiz y Almería, amén del citado feeling con el fútbol de ataque sin, lógicamente, obviar el entramado defensivo. Con una planificación mixta, manteniendo jugadores franquicia e incorporando juventud y talento, el objetivo es no pasar apuros como atajo para consolidar el proyecto.  


Laterales pasan a ser carrileros


Fundamentales resultan las prestaciones de los laterales. Rosales por derecha, Antunes por izquierda. Pegados a la cal, en ataque organizado, confieren profundidad. Rosales, obstinado y constante en desdoblarse, añade más porcentualmente al sumatorio global de  incorporaciones. Antunes, por su parte, dosifica esfuerzos e interpreta la jugada a fin de llegar en el preciso momento para ponerla con el guante que atesora en la zurda.  

Equipo corto en defensa organizada


Los de Javi Gracia comprimen el campo lo máximo posible en defensa, con el extremo y el lateral del costado contrario a la circulación del balón muy cerrados.  Ello repercute en los contraataques, pues requieren 2-3 segundos para que, como un acordeón, vuelvan a predisponerse abiertos y con el cuerpo orientado para salir en tromba. Como alternativa, los mediaspuntas aprovechan los pasillos interiores para batir líneas fruto de sus grandes condiciones en el 1x1. Escurridizos, con gran cambio de ritmo y buena capacidad técnica.

La dupla Amrabat-Santacruz




Las referencias son Santacruz y Amrabat. Es peculiar, pero en numerosas ocasiones Roque hace de “10” y el internacional marroquí Amrabat como pieza más adelantada. Es simple. El paraguayo se desenvuelve mejor de espaldas y su juego de 2-3 toques descongestiona la circulación. Lo negativo, tiene que recorrer más metros para llegar a zona de remate. Amrabat tira desmarques de ruptura, es vertical y cae a bandas. Acelera individualmente pero ralentiza colectivamente. Si Javi Gracia consigue convencerlo, Nordin Amrabat hará una temporada para enmarcar.