jueves, 23 de octubre de 2014

Scouting: Real Sociedad

Inicio imprevisto. Los presagios negativos de finales de agosto, con la eliminación ante el Krasnodar ruso en la Europa League, siguen permanentes en el seno txuri urdin. Un equipo sin el aliciente de competir a nivel europeo pero con la obligación de cambiar el rumbo en la competición doméstica. Con una plantilla confeccionada para pelear por cotas elevadas, la Real Sociedad posee un lógico margen de mejora. 


Zona desértica



Es un equipo que presiona, que pretende atosigar al rival en salida para robar en campo contrario y llegar por la vía rápida a la meta rival. Por ello, los dos pivotes responden, evidentemente, a esa idea y persiguen a las marcas, apretando si están de espaldas. Salir airoso de ese pressing y buscar el espacio vacante del doble mediocentro se erige vital. Markel Bergara fija algo más que Zurutuza, los habituales en dicha demarcación. 

Personalidad ofensiva


La Real Sociedad arriesga y acumula hombres por delante del posicionamiento del balón, confiriendo así diversas líneas de pase al poseedor del esférico. La contraprestación, evidente. La escuadra realista sufre en las transiciones ataque-defensa, en  ese momento donde el campo se vuelve cuesta arriba. El famoso retorno. Los centrales más un pivote, si permanece cerca, quedan expuestos fruto del largo recorrido que asumen los laterales. En los dos últimos encuentros, el Espanyol sentenció y el Getafe venció merced a sendos contragolpes.


Puro talento


De mitad de campo hacia delante hay reunión de talento. Xabi Prieto y Carlos Vela, los abanderados. El capitán es magia y estética. El “10”, el buque insignia, deleita e interpreta, resulta extraño que no haya dado un salto cualitativo en años anteriores. Y el mexicano Carlos Vela parte en derecha y su diagonal en conducción marca diferencias, aunque echa de menos a su socio Griezmann. Le hacen aclarado para que su 1x1 signifique el derribo de la primera ficha y la generación de superioridad.