jueves, 6 de noviembre de 2014

Scouting: RC Deportivo de la Coruña

Víctor Fernández tomó el timón del barco tras la salida de tono de Fernando Vázquez. El técnico, después de la experiencia con el Gante belga, retorna a España con la tarea de que el conjunto gallego prosiga en la élite. Es el paso para progresar económicamente y consolidarse en Primera tras unos años de montaña rusa con dos descensos y dos ascensos.

Defensa posicional en 1-4-4-2



En defensa organizada el dibujo de partida presenta un 1-4-4-2 muy claro, con el hombre que se escalona, en ataque, por detrás del punta ubicado en paralelo con dicho delantero. El Dépor se repliega en campo propio, la defensa se ubica muy atrás, dejando que el rival inicie la jugada desde la base. Individualmente, sobre todo los laterales, no destacan por sus condiciones defensivas –que sí en ataque-, y por ello la metodología se resume en defender juntos y con ayudas constantes.

Sidnei y Medunjanin, esenciales


La salida de balón tiene dos focos principales. En primer lugar, Sidney. La circulación se inclina hacia el brasileño para que la superación de la primera línea de resistencia sea más sencilla y genere situaciones ventajosas.  Y en segunda instancia, Medunjanin. El bosnio marca el tempo y orienta el cuerpo para recibir e interpretar de cara los movimientos de los hombres más adelantados. Si Medunjanin está anulado el conjunto gallego encuentra dificultades para salir por dentro.





La ruptura de Cavaleiro


Cavaleiro viene de ser la punta de lanza. El atacante, cedido por el Benfica, tiene ruptura y su potencia y velocidad son garantías de éxito si juega con espacios. Al ser el “9” y moverse por todo el frente de ataque, el Deportivo se queda sin referencia ofensiva, por ejemplo para los centros laterales. Por ello, todo hace indicar que lo acompañará Postiga, que además anotó ante el Getafe. El portugués, si es de la partida, fijará a los centrales y permitirá desenvolverse con mayor libertad a Cavaleiro.